¿Ya no habrá recuperación logística?

¿Ya no habrá recuperación logística?

Nos encontramos frente a una crisis de comercio internacional, misma que involucra diversos procesos logísticos, de transporte, aduanas, tecnología, etc. También se ha hablado de los repuntes que ha tenido la industria para recuperar los niveles prepandemia y estabilizar los indicadores económicos que se vieron afectados por el detenimiento de todas las actividades en puertos, aeropuertos, terminales, plataformas y demás.

No obstante, las cuestiones cuantitativas que arrojan las agendas y estudios provenientes de las instituciones no nos dicen mucho sobre la situación actual, pues puede que la recaudación aduanera haya incrementado varios puntos porcentuales, incluso mayores que en 2019 antes de la llegada del covid-19, también vemos un aumento de soluciones tecnológicas que se esfuerzan más y más por saciar las leyes de oferta y demanda, pero los números poco reflejan la realidad cuando se trata de proveer soluciones concretas.

En este sentido, es posible que nos encontremos en un punto de estancamiento de las cadenas de suministro, sin que esto signifique que tengamos una industria congelada y paralizada ante las coyuntura del mundo, pero la disrupción será una constante a nivel mundial, ya que hay situaciones que se enfrentan día con día y que antes eran sumamente raras, por ejemplo:

  • Poca disponibilidad de transporte
  • Excesiva demanda
  • Nuevos hábitos de consumo
  • Tecnologías muy nuevas

Se habla siempre de resiliencia en la logística, pero es importante cuestionar hasta qué punto esto es algo positivo, pues es un concepto que se define como la capacidad de adaptarse al cambio, volviendo inestable que existan tantos cambios en tan poco tiempo. Sin duda es indispensable que la industria logre adaptarse, pero preocupa que se produzcan tantas situaciones que al final se entrelazan y generan nuevos problemas.

Esto es a lo que nos enfrentamos y lo que desestabiliza las cadenas de suministro, por ello es una constante el desequilibrando balanzas comerciales, aunado a tendencias que no resultaron ser lo que se esperaba y ventas electrónicas al por mayor que no logran satisfacer todas las necesidades del cliente final.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish