México continúa como el séptimo productor mundial de vehículos

México continúa como el séptimo productor mundial de vehículos

Antes de la pandemia de COVID 19, México se posicionaba como uno de los principales productores de vehículos en el mundo. Actualmente, México puede mirar orgulloso que a pesar de las dificultades en que nos metió EE. UU. con las modificaciones en lo que respecta a reglas de origen en el T-MEC, y los graves problemas de desabasto de piezas y componentes dentro de la cadena de suministro de la industria automotriz, aún nos encontramos entre los principales productores del mercado mundial de automóviles.

De acuerdo con la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA) la producción mundial de vehículos creció 3% anual durante 2021, al ensamblarse aproximadamente 80 millones 145 mil 988 unidades. Mientras que hace dos años la producción fue de 77 millones 621 mil 582 autos.

Dentro del mercado mundial China sigue siendo el rey indiscutible con más de 26 millones de unidades y creciendo a una tasa del 3%. Seguido de China, están los Estados Unidos con aproximadamente 9 millones de unidades, que representó una mejora del 4%. Japón, que sigue siendo una economía importante, se mantuvo en la tercera posición con 7.8 millones de autos, pero hay que mencionar que tuvo descenso de 3% con respecto a su rendimiento en 2020. Quizá, el caso más llamativo sea el de la India, que por primera vez está ocupando la posición que habitualmente ocupaba Alemania, tras haber crecido un 30%, y lograr producir 4.3 millones de autos.

Frente a México se colocaron Corea del Sur y Alemania con 3.4 millones de autos y 3.3 millones de autos respectivamente. Que a su vez tuvieron descensos de 1% y 12% respectivamente. Es así como llegamos a la sétima posición, donde encontramos a México, con una producción de más de 3.1 millones de vehículos. Esta cifra representa una disminución del 1% en ensambles con respecto del 2020. Como antes mencionamos, esta disminución va de la mano de los efectos del impacto que tuvieron cierres de fábricas, la interrupción de las cadenas de suministro, la alta demanda de procesadores para la industria de electrónicos (como la de celulares, tablets, televisores y PCs) y los problemas generales de planeación de la demanda.

De acuerdo con la OICA, actualmente estamos produciendo 21.6% por debajo del nivel que teníamos en tiempos prepandemia. Sin embargo, reconocemos que a pesar de todo lo que se ha puesto en contra, seguimos estando en la séptima posición. Estamos seguros de que en los siguientes trimestres del año en curso seremos beneficiados positivamente por los resultados de las últimas negociaciones llevadas a cabo por autoridades mexicanas y

estadounidenses en materia del T-MEC. Así mismo, solo podemos esperar que en el mediano plazo se genere un efecto de arrastre con el repunte de la economía estadounidense y que las cadenas de suministro de semiconductores encuentren una manera de ganar resiliencia. Solo cumpliendo con estas condiciones podremos aspirar a perseguir las posiciones de Alemania y Corea del Sur.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish