¿El comercio electrónico acabará con las tiendas físicas?

¿El comercio electrónico acabará con las tiendas físicas?

El futuro de las tiendas físicas es incierto, el último año el comercio electrónico en el país aumentó un 50%, la tendencia de las ventas online ya iba aumentando antes de la pandemia, pero en 2020 fue cuando tuvo el mayor despunte, ya que traía múltiples beneficios, incluso las personas que no confiaban en este método optaron por utilizarlo y las tiendas que no estaban convencidas de sumarse, se han tenido que modernizar y digitalizar, ya que en muchos de los casos fue era la única manera de seguir con actividades. A pesar de esto existen diversas interrogantes sobre el futuro de esta tendencia, muchos de los factores apenas se están definiendo y el comportamiento de los compradores se encuentra en constante cambio, sin embargo, se puede concluir que para el comercio minorista hay un buen pronóstico.

Los comercios que invierten en e-commerce están bien encaminados, pues durante los últimos meses se ha observado un crecimiento exponencial que reveló que la tendencia no es temporal sino sostenida. Según un estudio realizado por Euromonitor Internacional, se puede esperar que el comercio electrónico continúe en aumento alcanzando hasta el 226% para los futuros 5 años en México.

A pesar de que diversas fuentes pronostican el cierre de espacios físicos, el incremento del comercio electrónico no significa la desaparición de las tiendas físicas, incluso, los resultados de ese mismo estudio revelaron que las tiendas físicas van a seguir representando el 42% del incremento de el total de las ventas de los negocios hasta el año 2025. Mas bien esto se traduce en un método de venta en el cual puedes iniciar o concluir a través de un sistema híbrido más eficiente.

Los consumidores han cambiado la forma de realizar sus compras, hoy en día al 84% de los usuarios finales del país les gusta realizar sus compras ya sea en línea o de forma física, lo que significa que los negocios no necesitan cambiar como tal, más bien se trata de cambiar la visión que existe de sus clientes. Es decir, no se trata de imponerles cómo deben hacer sus compras, sino entender y adaptarse a sus necesidades y la experiencia que están buscando, pues eso será fundamental para que pueda establecerse la estrategia omnicanal, en la cual tanto los puntos de venta físicos como los digitales se encuentren siempre en comunicación.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish