Las claves del almacenamiento eficiente

Las claves del almacenamiento eficiente

Los almacenes representan un papel indispensable en las cadenas logísticas, sin embargo, no siempre se les imprime la importancia que requieren. Todos los eslabones de la cadena de suministro deben ser igual de importantes, pero también es cierto que depende mucho el contexto específico de cada época para saber qué rol prepondera sobre otros para satisfacer ciertos requerimientos que la misma lógica de oferta y demanda en el mercado determinan.

Por ejemplo, en un momento tan particular como el que estamos viviendo actualmente, el almacenamiento eficiente se vuelve uno de los tópicos más destacables, pues la dinámica mundial otorga una gran visibilidad a las compras en línea y con ello, una relevancia enorme a los centros de última milla. Estos factores se encuentran acompañados de una creciente demanda de productos y servicios, pero al mismo tiempo de una crisis en el comercio que disminuye los espacios en los transportes y tiene a un gran número de contenedores ocupados, incrementando costos y tiempos de traslado.

Cuando existen crisis en determinados puntos de la logística y las actividades relativas al comercio internacional, inmediatamente se ven afectados los otros sectores, pues las cadenas funcionan interconectadas, por lo que el fallo de un eslabón supone impactos generalizados. Por este motivo, los almacenes han adquirido mayor presencia durante el último año, e invertir en mejoras es una apuesta inteligente que no solo permitirá equilibrar la crisis de transporte, sino facilitará y agilizará los procesos en un futuro, ya que representan una solución que era necesaria en escenarios pre pandémicos, pero se instauró con mayor velocidad y adquirió preponderancia derivado de la presente coyuntura.

Si bien las inversiones en tecnologías para almacenes han estado presentes desde hace ya varios años, durante el 2020 se potencializaron mucho más. La optimización y organización son dos aspectos fundamentales para el almacenamiento eficiente, y contar con herramientas que lo faciliten se vuelve esencial. Aunque la mayor parte de las soluciones se enfocan a la implementación de tecnología como lo más importante, también existen otros factores que pueden eficientizar el almacenamiento.

Por lo anterior, un esquema mixto podría ser el escenario ideal, impulsando sistemas de almacenamiento que incluyan un ERP (Enterprise Resource Planning), identificación por radiofrecuencia o RFID, software especializado para administración de espacios e inventarios, entre otros. Adicional deberá incluir elementos que le permitan a la tecnología adecuada, funcionar de la mejor manera. Ejemplos de esto son la clasificación por tipología de los productos, tiempos estimados precargados para concluir las operaciones, control y mantenimiento de equipos, capacitación del personal, etc.

Uno de los conceptos más populares cuando se aborda el tema de almacenes, es el “picking”, lo cual implica distintas vertientes y es uno de los aspectos que más predomina en las actividades llevadas a cabo en un almacén, por lo que debe ser de los más cuidados. El picking implica la extracción, recolección y desplazamiento del producto de las estanterías o racks para su posterior empaquetado, etiquetado y despacho.

La logística detrás de este procedimiento es compleja y se compone de distintas etapas que deben pensarse de forma estratégica con el objetivo de cumplir con la optimización. Se encuentran involucradas las técnicas o tipos de picking propiamente, dentro de los que se encuentra el picking por voz, por radiofrecuenta, de bajo, medio y alto nivel, mixto, entre muchos otros que incluyen distintos métodos que dependerán de la infraestructura, tipos de mercancías que almacenan, tamaños, estructuración, etc.

También están de por medio la manera en que están acomodadas las mercancías, las alturas de los racks o estanterías, en qué dirección se encuentran, la proximidad que tienen para con los operarios, los dispositivos utilizados para llevar a cabo las lecturas de los códigos de barras, entre algunos otros que varían dependiendo del almacén.

Aunque los almacenes representan uno de los tantos roles logísticos que están de por medio para las tareas de planificación logística, son un mundo que por su propia naturaleza exige procedimientos propios. Esto evidencia la enorme complejidad de las cadenas logísticas de suministro mundial y todas las etapas por las que debe atravesar un producto para llegar a manos del consumidor final.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish