E-commerce para PYMES

E-commerce para PYMES

A medida que la tecnología evoluciona, los negocios y empresas deben atender diferentes tipos de necesidades y adaptarse a la realidad global inmersa en innovación y era digital.

El e-commerce permite acceder a productos y servicios al alcance de un clic, con envíos rápidos y con una diversidad de pagos disponibles, sumado a la interacción en las comunicaciones entre cliente para plantear inquietudes, quejas o dejar comentarios del servicio o producto.

El crecimiento del e-commerce en México, así como en muchas partes del mundo, fue innegable en el último año, donde pequeños y medianos negocios tuvieron que ampliar sus canales de comercialización online, y aquellos que no tenían se vieron obligados a crearlos.

El comercio electrónico en México alcanzó los $316 mil millones de pesos en 2020, habiendo experimentado un crecimiento de 81% en comparación con el año anterior. Debido a esto, el comercio electrónico representa el 9% de las ventas totales al menudeo. (Jairo, E. 2021).

En los meses de confinamiento ante la necesidad de adquirir bienes a distancia, la adopción de las herramientas digitales fue en aumento, por lo que en los últimos meses un 56% de las personas declararon haber comprado en línea y además un 16% de los mexicanos comenzó a comprar vía online por primera vez.

Asimismo, otro dato que destacan es que este año creció la frecuencia de compra; con lo que 50% compra productos de manera semanal y el 42% adquiere servicios con el mismo ritmo. (Asociación mexicana de venta online. 2021).

Las categorías más preferidas para comprar por e-commerce son comida a domicilio, artículos de moda y belleza y cuidado personal. Por otro lado, farmacia y supermercado también ganan terrenos utilizando este canal.

Las pequeñas y medianas empresas, que conocemos como PYMES, sumadas entre si son un gran aporte a la economía en México, ya que generan 7 de cada 10 empleos y aportan el 52% del PIB de México. Se trata de un sector que actualmente necesita de mayor crecimiento y apoyo, en beneficio de una mejor estabilidad económica para México.

A raíz de la crisis sanitaria que hemos vivido desde 2020, el sector de las PYMES ha tenido grandes estragos; de acuerdo con el Centro de la Competitividad de México (CCMX), el 91% de las PYMES mexicanas han sufrido caída en los ingresos.

Actualmente, las PYMES que no venden en línea o no suman a plataformas de e-commerce las detiene la falta de conocimiento sobre cómo operar en línea, así como la capacitación interna, sin embargo, no son las únicas limitantes sino también la falta de inversión y apoyo tecnológico.

Seis de cada 10 PYMES ya venden por comercio electrónico, en comparación con 2019 es un incremento del 94.6%. Previo a la emergencia sanitaria, sólo el 18.3% de las empresas reportaban que sus ventas en línea representaban el 31% de sus ventas totales.

También es importante mencionar que 35.8% de las empresas que no venden por internet, consideran que los costos logísticos en México son muy altos, superando hasta el costo de producción, señalan que las comisiones son muy altas, además de desconocer los requerimientos solicitados. (Pixel, M. 2020)

Existen plataformas como Shopify que llegaron para ayudar a las PYMES y emprendedores a desarrollar su propia tienda en línea y colocar sus productos a través de softwares especializados, aportando toda la estructura necesaria para implementar una fácil transición del modelo offline a online. De igual forma, Stripe llegó a México para ayudar a las empresas a crear y expandir su presencia en línea, a través de una plataforma que permite aceptar de forma segura y expedita pagos digitales de todo el mundo.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish