El Canal de Suez: una alarmante situación para el comercio mundial.

El Canal de Suez: una alarmante situación para el comercio mundial.

El pasado martes 23 de marzo, en el kilómetro 151 del Canal de Suez, un buque de portacontenedores encalló debido a una ráfaga de viento, atravesando así el canal e impidiendo el tráfico por una de las vías marítimas comerciales más significativas y transitadas del mundo. El MV Ever Given, un buque construido por la empresa Evergreen y que navega bajo la bandera de Panamá, tiene dimensiones de 400 metros de eslora y 59 metros de ancho, y se dirigía al Puerto de Rotterdam al momento en el que se presentó dicho incidente.

Según un comunicado lanzado por la operadora del portacontenedores, Evergreen, el buque encalló aproximadamente a 6 millas náuticas del extremo sur del estuario, luego de que se presentaran vientos de alrededor de 40 nudos y una tormenta de arena. Debido a lo anterior, la compañía instó al dueño del buque, además de las autoridades del Canal, a investigar el origen del accidente y a trabajar en conjunto para desencallar el buque y resolver el problema lo más pronto posible.

Dicha situación provocó que más de 100 barcos que estaban esperando pasar por el canal quedaran varados; entre ellos los buques que transportan petróleo proveniente de Arabia Saudí, Rusia, Omán y Estados Unidos. Actualmente, son 15 embarcaciones las que se encuentran en un convoy justo detrás del barco esperando a que se despeje el canal. Esta situación puede paralizar al comercio mundial durante días, e incluso semanas, afectando la economía seriamente.

La suspensión del tráfico a través del Canal de Suez ha profundizado más los problemas con las líneas de transporte, como lo ha sido para el caso de Europa y Asia, respecto a los retrasos de bienes minoristas para los consumidores de dichas regiones a causa de que se están tomando rutas más largas. En lo que respecta a los bienes petroleros y el gas, el impacto de la paralización de actividades en el canal dependerá ciertamente del tiempo que tomará despejar el área, por lo que se está intentando que la situación actual no se extienda tanto tiempo. No obstante, según la consultora energética Wood Mackenzie, el daño mayor fue para el transporte de contenedores.

Este bloqueo es sin duda uno de los incidentes más serios que han sucedido en lo que va del 2021 para el comercio internacional de bienes, de no tomar las medidas pertinentes para resolverlo se estiman pérdidas multimillonarias que afectarían a diversos rincones del mundo. Por ejemplo, los buques afectados que no pudieron cruzar llevaban productos

básicos perecederos que pudieron haber sufrido percances. Las cadenas de suministro se verán muy perjudicadas en los próximos días, ya que se tienen proyectado el detenimiento de más de 100,000 TEU de carga, situación que incentivará la saturación en otras rutas alternas.

Finalmente, cabe señalar que Egipto aún no se ha pronunciado sobre el incidente, a pesar de que el Canal de Suez representa la mayor parte de los ingresos para este, debido a que, para 2020, se contabilizaron casi 19000 barcos que operaban a través del Canal, los cuales sumaron alrededor de 1.170 millones de toneladas en total. Lo anterior, representa entre el 10 y 12% del volumen del comercio mundial.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish