Physical Internet: Una herramienta para innovar a la industria logística

Physical Internet: Una herramienta para innovar a la industria logística

Hasta hace algunos años, las alternativas que se ofrecían para mejorar los procesos logísticos y comerciales normalmente estaban al alcance de las grandes corporaciones mundiales que contaban con el capital para optimizar su cadena de suministro con tecnología de última generación. Sin embargo, recientemente se ha buscado la manera de eficientar esta labor e imprimirle características accesibles para la gran mayoría de los mercados, en este caso, la pequeña y mediana empresa.

Es innegable que la coordinación y organización para una logística eficiente debe ser casi perfecta y que los elementos otorgadas por los avances tecnológicos permiten que esto se pueda cumplir de manera más expedita. Dichos avances han influido enormemente en el curso y desarrollo de las prácticas logísticas. Ahora los flujos de información son cada vez más rápidos y masivos; se homologan dispositivos al transporte que le permiten ser más eficiente y seguro; existen códigos de barras y escáneres para la identificación inmediata de las mercancías, llega el Big Data para incrementar la trazabilidad, entre muchas otras cosas.

Estos avances han transformado por completo el escenario tradicional de la industria y lo han llevado a un plano completamente distinto del que se tenía hace apenas tres décadas. No obstante, se ha llegado a un punto en el que las mejoras han provocado impactos sociales y medioambientales severos. Siempre será indispensable mantener un nivel de rentabilidad y eficiencia en los procesos logísticos, con la diferencia de que ahora debe hacerse, en la medida de lo posible, pensando en sostenibilidad social y ambiental.

La llegada del proyecto denominado Physical Internet (PI) o Internet Físico, se posiciona como una propuesta innovadora que pretende fomentar la interconectividad, no solo a nivel digital, sino físico y operativo de la cadena de suministro. Se denomina Físico debido a que hace alusión a la dinámica que actualmente usa el internet para trabajar. De esta forma, las mercancías se gestionan a partir de redes funcionales que hacen uso de lo tangible y lo que se encuentra en la nube. Se pretende alcanzar un sistema logístico global avanzado fundamentado en la sistematicidad de todos los elementos de los que comúnmente se hace uso.

Así es como el movimiento internacional de mercancías está apuntalando a universalizar prácticas que promuevan la ejecución consciente de todas las etapas en el comercio.

Una estandarización implica incrementar la eficiencia en una escala multinivel y permite contrarrestar los impactos medioambientales, pues factores como la optimización del transporte, almacenaje o gestión de rutas, coadyuva a mejorar las capacidades de carga, disminuye la cantidad de fletes en vacío y aprovecha los datos arrojados en tiempo real, entre otras cosas.

Normalmente este tipo de situaciones no cuestionadas en el ámbito de comercio exterior y logístico, pero resultan igualmente importantes, pues la dependencia tecnológica aún no implica un reemplazo de la intervención humana y del entorno natural, lo cual implica que sea necesario promover estas soluciones. En el futuro cercano las empresas comenzarán a mostrar interés por adoptar el PI, pero seguramente será un requisito indispensable incluirlo como parte de la planeación hacia finales de esta misma década.

El PI es una propuesta innovadora, pero requiere del apoyo en conjunto con la mejora de infraestructura e integración de los sistemas de comunicación, vías y carreteras, sistemas ferroviarios, aeropuertos y puertos de un país. Es un camino largo que, de lograrse efectivamente, traerá grandes beneficios y consecuencias positivas para todos los sectores inmersos, así como por la derrama económica que tendrá al implementarse.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish