Consecuencias en el comercio de servicios a causa de la pandemia

La pandemia por Covid-19 ha generado un sinfín de consecuencias políticas, sociales y económicas en diversos sectores. El comercio de servicios es uno de los sectores que se ha visto más afectado desde que comenzó la emergencia sanitaria.

Por ello, la Organización Mundial del Comercio afirma que el comercio de servicios como lo son las telecomunicaciones e informática, son un elemento clave para lograr la recuperación económica mundial.

El suministro en línea, la distribución, el transporte, así como la logística, son fundamentales para impulsar el crecimiento económico mediante el comercio de mercancías.

Los servicios de distribución se vieron afectados por la medida de distanciamiento social adoptada por diversos países. La cual dio pie al cierre de comercios considerados no esenciales, exceptuando farmacias y tiendas de abastecimiento de comestibles.

La Oficina Nacional de Estadísticas de China dio a conocer que durante el primer trimestre de 2020, lapso en el que China se encontraba en el pico del brote, el comercio minorista había registrado una caída del 20.5% en comparación con el 2019. Asimismo, en Reino Unido la disminución en las ventas minoristas fue de 18% en el mes de abril.

Por lo tanto, esto indica que las ventas en la mayoría de los países que atravesaron o atraviesan la pandemia por Covid-19 se han visto gravemente afectadas, tal es el caso que en diversas ocasiones, una fuerte cantidad de minoristas se han declarado en bancarrota.

El sector turístico ha sufrido a causa de las limitaciones de movilidad y distanciamiento social impuestas como medidas fundamentales para combatir la pandemia. En marzo de 2020, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) informó que existiría una disminución de aproximadamente 45% del turismo internacional en lo que resta del presente año.

El tipo y el alcance de las consecuencias en el comercio de servicios depende del modo de suministro y del sector. De tal forma, el comercio de servicios que implica aproximación entre proveedor y consumidor ha sido de los más afectados.

Por ello, los proveedores deben tener en cuenta que las operaciones en línea han aumentado y lo seguirán haciendo de forma constante ya que, la emergencia sanitaria orilló a la sociedad a realizar compras así como, ejecutar sus actividades en línea. Es decir, se están creando nuevos hábitos en las personas que inciden e impactan positivamente al comercio electrónico.

Se debe destacar que en un futuro, existirá un aumento de la oferta de servicios mediante redes digitales cuyo fin sea fomentar el comercio a través del suministro transfronterizo.

Club de carga

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

EnglishSpanish